miércoles, 8 de diciembre de 2010

EL ADIÓS A NÉSTOR BELLINI

Sabíamos de sus sueños, que le fluían, atropelladamente quizás, pero paradójicamente, también, con la tranquilidad propia de la todavía bucólica vida de los pueblos.

Se hacía siempre un momento para la charla, buscando una interrelación de esas que hacen bien al espíritu.

La vocación por la locución y la animación eran algo innato. Por eso, cuando pudo, instaló FM Reflejos, en su Hilario Ascasubi. Y paralelamente, con esfuerzo, hizo los estudios que le permitieron concluir la licenciatura en Enfermería, otra de sus pasiones.

Durante casi tres años, había sido uno de los colaboradores en la Dirección de Prensa y Ceremonial de la Municipalidad de Villarino, cuando nos tocó en suerte ejercer la titularidad de esa dependencia. De continuo, entonces, lo convocábamos para la conducción de actos previstos en el protocolo comunal. Era, por sobre todas las cosas, materia dispuesta, porque sentía eso. Pero también le tocó, entonces, escribir los partes informativos que acercaban la actualidad de su pueblo.

Apasionado de los deportes, supo incursionar en actividades ligadas especialmente al fútbol.

Era un entusiasta, poniendo fervor en todo aquello que lo tuvo, simple y auténticamente, como protagonista.

Se manifestaba, palpablemente, como un enamorado de su familia; así lo conocimos, cuando sus hijos eran chicos.

El destino, inexorable, que poco sabe de las ilusiones generadas respecto del porvenir propio y de los suyos, le jugó una mala pasada, justamente cuando ejercía esa vocación de ayuda (para la que se profesionalizó siguiendo la licenciatura) que supone ser enfermero.

Con visible sentimiento, desde el sitio digital de la radio de Pedro Luro, se lo identificó como “la voz de Hilario Ascasubi”.

Sabemos que allí, en su pueblo, la triste noticia de su fallecimiento ha provocado honda congoja. Y no es para menos, sabiéndolo, como lo tenemos bien presente, que era un apasionado de todo aquello que tuviera que ver con su localidad.

Hablamos de Néstor Bellini. Su ausencia física da paso a un perdurable recuerdo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada