CARLOS BEVILACQUA: LO HECHO Y LO QUE VENDRÁ DE SU GOBIERNO



 Obras para todos los pueblos. 
Anticipos del balance de su mensaje anual.
Hay algunas veces (las más), en que “uno propone y Dios dispone”. Es un dicho (con no poco de real), tan añejo como los años que cada uno haya transcurrido ya.

Y esta semana, Semana Santa por lo demás, aunque parezca un contrasentido “el diablo metió la cola”, otra antigüedad sin duda.

Ya había pasado largamente el mediodía de este pasado miércoles (28), cuando nos encontramos con Carlos Bevilacqua, el intendente.

Unos instantes antes, en la ahora muy iluminada Sala de Situación del palacio municipal de Moreno 41 de Médanos, habíamos hablado con María Fernanda Bevilacqua, “Mery” para su entorno.

No sabemos, a ciencia cierta, si la gente (la del distrito sobre todo), tiene idea cabal de lo que significa, para Villarino en este caso, “tener”, en su ámbito, una diputada provincial, que lo es por la sexta sección electoral, pero que no puede -y es algo que para nada restringe la proyección para toda la jurisdicción política a la que representa- abstraerse de su condición (no importa el lugar en el que llegó a este mundo) de “parte” de la comunidad distrital.

Con Fernanda hablamos un buen rato; y el testimonio de lo conversado está en esta misma página.

Pero después de la charla con ella, conversamos, ya lo dijimos, con su papá, el intendente.


El “encuentro” (hacía algunas semanas que no lo veíamos), nos permitió discurrir, al principio, sobre algún tema que no era, precisamente, motivo de la entrevista. Pero no podemos soslayar la mención, porque se tocaba , por un momento, con algo que, más allá del ejercicio de nuestro oficio de periodistas, tiene que ver con la vida misma, la que transitamos día a día con todas sus vicisitudes. ¡Gracias, Carlitos!, por haber tenido presente algo que nos toca tan de cerca. También eso importa, tanto o más, que saber en qué anda cada quien.


Dicho esto, al tema de la charla, supuestamente traducida en un audio en el grabador periodístico que utilizamos constantemente. En buena parte, nos “jugó” una mala pasada, porque veíamos la señal que marca que todo va bien, pero no lo fue tanto.

Lo cierto, de todas maneras, es que nos quedamos casi atónitos (y esto no tiene nada que ver con  la disfonía que nos acompaña desde hace muchos años), escuchando todo aquello que “Cali” (así lo llaman sus íntimos) fue desgranando, casi como un anticipo del mensaje que leerá, el venidero martes (3), en la apertura del período ordinario de sesiones del Honorable Concejo Deliberante.

Seguramente, algo de lo que nos dijo estará condensado ese día, cuando reseñe la gestión 2017 de su gobierno y esboce, ante los parlamentarios locales, las líneas básicas de lo que se hará durante este 2018 que ya estamos transcurriendo.

Una sola pregunta introductoria abrió el cauce para una enunciación, en prieta pero ilustrada síntesis, de todo lo que se ha hecho en el segundo año de su mandato.

Pueblo por pueblo, enumeró obras (y obras son amores) desplegadas ya; y las que vendrán a corto o mediano plazo.

Si no fuese porque la crónica cotidiana de este diario digital, nos “roza” con el conocimiento constante de aquello que se va ejecutando, sólo habría lugar para sorprenderse. Quizás las imágenes publicadas, día tras día, en DIARIO VILLARINO, puedan eximir de aludir al “racconto” tan pormenorizado hecho por Bevilacqua.

Lo cierto es que el intendente “dibujó” un mapa de excelencia sobre Villarino, localidad por localidad, con pormenores realmente envidiables sobre Pedro Luro, Hilario Ascasubi, Mayor Buratovich, Teniente Origone, Algarrobo y Médanos.

Hubo una particularidad, imposible de ignorar, cuando le dijimos que hay quienes están molestos por la distribución que se hace, cuando “la zona sur significa un 75 por ciento del distrito; y la norte, el 25 por ciento restante”, según señalan algunos.

En ese momento de la charla, el Lord Mayor puso de manifiesto tener, en su mente, la geografía distrital y el detalle de aquello que su gobierno ha hecho en cada lugar; y lo que tiene pensado para lo que viene.

Explicó cada caso con una minuciosidad admirable.

Y no por repetitivas algunas menciones (las ha hecho a través del tiempo) dejan de tener un valor muy significativo.


Algo de todo lo enumerado con lujo de consideraciones, que recordamos de memoria, lo exponemos a renglones seguidos:

Pedro Luro: se está ampliando el edificio de la Delegación Municipal; se han hecho unas cuantas cuadras de pavimento; termina de inaugurarse el jardín de infantes número 910; se inauguró el puente Kugler, resolviendo una rémora de larga data; ha habido trabajos en el Bonacina y en el barrio Otondo; se está ejecutando la primera etapa de la obra del Parque Lineal en esa localidad.

Hilario Ascasubi: se hizo pavimento; se está ampliando la Delegación Municipal; y se ejecuta la obra del taller municipal, sumamente necesario. Se han colocado nuevas luminarias led en la plaza central, las que mejorarán la iluminación  del paseo y darán la posibilidad de disminuir el consumo.  Allí, también, se trabaja en el CDI Divina Providencia, donde en algunos meses funcionará lo que se conoce como Punto Digital.

Mayor Buratovich: hay nuevo pavimento; está por iniciarse la ampliación de la red cloacal; finalmente, ¡por fin!, se está remodelando la Sociedad Española. En vísperas, la inauguración del edificio de la Escuela Técnica. Y el intendente no olvidó mencionar el programa de digitalización del Registro de las Personas en su oficina de la localidad.  

Teniente Origone: está en marcha la ampliación del Geriátrico Municipal, donde habrá dos dormitorios más y baño en ese sector. Cabe acotar que residen allí 18 abuelas y abuelos.

Algarrobo: el nuevo LAD Algarrobo es allí una realidad, para permitir, con ese aeródromo, el aterrizaje y despegue de las aeronaves para prevenir y combatir incendios.  En Juan Cousté, además, con la reestructuración del anterior edificio de la delegación, que estaba en desuso, se materializará la puesta en marcha de la Escuela Municipal de Arte.


Médanos: se hizo pavimento y también se repavimentó; se ampliará la red de gas natural (526 metros lineales); y se vislumbra ya el polideportivo municipal.


No fue lo único que enumeró el jefe del gobierno comunal: citó las dos ambulancias nuevas de las que se dispone en el hospital Juana Pradere de Luro; las mejoras hospitalarias (incluyendo la que se ejecuta en el Sartori de Buratovich); la incorporación de nuevos patrulleros; y el centro de monitoreo en Médanos, entre otras acotaciones apuntadas a “vuelo de pájaro”.

Preferimos, durante la entrevista, no preguntar sobre la siempre postergada (ahora una vez más) cristalización del acueducto desde el río Colorado, porque esa obra es responsabilidad del gobierno de María Eugenia Vidal.

Algo le consultamos sobre el futuro (2019) y dejó de mencionar, entonces, que cuenta con un equipo de gente joven, con capacidad de afrontar nuevas instancias en bien de mejorar la calidad de vida de la comunidad de Villarino.

Bevilacqua abundó en más detalles (que se escaparon con la grabación imposible de ser ofrecida aquí). Seguramente, en pocos días más, ante los ediles, los brindará en su mensaje anual. Aun así, nos quedó la sensación clara del buen dominio que el intendente tiene de la red de obras que se ha ejecutado y la que se hará en el corto y mediano plazo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

UNA FAMILIA DE MAYOR BURATOVICH NECESITA LA AYUDA DE TODOS

LA INTERNA DE CAMBIEMOS Y UNA ACLARACIÓN QUE OSCURECE

LA PRIMICIA QUE FALTABA: MUJICA IRÁ A LAS PASO DE LA MANO DEL “MOMO” VENEGAS